Ciudad Real, 7 de octubre de 2019.- Con motivo del primer aniversario de la eliminación del impuesto al sol, Benito Javier Puebla Pérez, Consejero Delegado de I+D Energías y delegado de la Unión Española Fotovoltaica en Castilla-La Mancha, ha querido hacer balance de este primer año.

Así, Benito Javier, ha hecho una valoración global positiva, en la que ha remarcado el gran interés existente en este tipo de instalaciones. Sin embargo, el delegado ha señalado que “el sector ha crecido, pero no lo que se esperaba, debido a que a día de hoy no hay comunicación entre las comunidades y las distribuidoras, aunque la CNMC está en ello. Además, tampoco está operativo el Registro de Autoconsumo de ámbito estatal. Todo esto está haciendo que haya un poco de incertidumbre en el sector y que este no haya crecido lo esperado. Una vez se hayan solucionado dichos contratiempos, entendemos que se acelerará el crecimiento”, ha señalado.

Por sectores, el delegado de UNEF ha indicado que aquellos que más están apostando por la tecnología fotovoltaica en Castilla-La Mancha son el doméstico y el industrial.

Asignaturas pendientes: más comunicación y unificación de criterios

Mirando hacia el futuro, Benito Javier ha hecho hincapié en que aún quedan cosas por hacer en la comunidad. Así, ha señalado tres cuestiones principales: la unificación de criterios en cuanto a la tramitación administrativa y las normativas entre las cinco provincias, una mayor comunicación con las distribuidoras y el registro estatal, y más información por parte de las empresas instaladoras en cuanto a la tramitación de estas.

“Entendemos que hasta que no estén operativas dichas plataformas de comunicación, no se podrá trabajar en ello. Además, entendemos que hay puntos del Real Decreto del 244/2019 que no se han desarrollado suficientemente, lo que deja muchos puntos sin determinar y a criterio de cada comunidad autónoma”, ha remarcado.