En los últimos años, después de la moratoria de 2012, el sector fotovoltaico ha crecido de forma lenta en nuestro país, con la instalación de 49 MW en 2015 y 55 MW en 2016. A falta de tener los datos de 2017, esperamos que el año pasado la nueva potencia instalada haya superado los 55 MW del año anterior.

Debido a este escaso aumento de potencia instalada, las principales fuentes de valor del sector se derivan de la operación y mantenimiento de las instalaciones construidas en el pasado, y de la exportación de bienes y servicios. En los últimos años las empresas españolas del sector fotovoltaico han alcanzado una posición de liderazgo en el mercado internacional y los números lo confirman: en 2015 el valor de las exportaciones del sector fue de 1.653 millones de €.

De acuerdo con el análisis que hemos realizado, la contribución sectorial directa al PIB de España de 2015 habría superado los 2.511 millones de €: un 0,23% del total nacional.

Si incluimos la contribución derivada del efecto arrastre en otros sectores de nuestra economía, la contribución total alcanzó los 2.801 millones de €: un 0,26% del PIB total de España.

A continuación, se presenta en detalle la estructura de valor derivada de la actividad del sector solar fotovoltaico en España.

Descarga el informe La Energía Solar Fotovoltaica en España.Desarrollo Actual y Potencial 

Generación de valor FV en España