Normalmente los ciudadanos asocian la política española y las energías renovables con trabas e impuestos a su desarrollo, pero bien llevada, la política puede incentivar y fomentar el uso de las energías limpias. Pese a todos los reveses que ha vivido el sector renovable en España, y de forma más acusada el sector solar, todavía hay esperanza. Vienen tiempos nuevos de la mano de personas que proceden de la sociedad civil y han dado un paso al frente con la única meta de hacer lo que hasta hace un año parecía imposible: apostar por el uso de la energía solar y del autoconsumo.

Nuestra dependencia energética del exterior se cifra en torno al 70%, que junto con la necesidad de alcanzar los objetivos y compromisos internacionales en materia medioambiental y energética, hacen necesario que desde las instituciones “se mire al cielo” y se abogue por el uso de las energías procedentes de nuestro recurso más abundante: el Sol. Para ello, se antoja imprescindible que se favorezcan a nivel estatal, autonómico y municipal una serie de medidas que apliquen incentivos, eliminen trabas y fomenten el autoconsumo.

Pese a lo que algunos  partidos políticos puedan transmitir a través de mensajes desafortunados, la energía solar no es cara y tampoco sirve solo para frenar el cambio climático, si no que supone un cambio del actual paradigma, que impulsado con responsabilidad puede suponer lo que muchos empiezan a catalogar como la siguiente revolución industrial: producir la energía que consumes en tu propia casa. Una revolución, a través de un nuevo modelo energético que mejoraría la calidad del aire, disminuiría la pobreza energética, aumentaría la competitividad de nuestras empresas, crearía nuevos empleos de calidad, aumentaría las exportaciones, fomentaría el desarrollo tecnológico y mejoraría la eficiencia energética.

En nuestro caso, parece que los ayuntamientos son los grandes olvidados como herramienta para impulsar las energías renovables, pero en realidad, son el mejor escenario para aplicar y fomentar el citado cambio, ya que se pueden tomar medidas que afecten en el corto plazo y que lleguen de inmediato a toda la sociedad debido a su cercanía.

En nuestro caso, Las Rozas es un municipio con un gran potencial medioambiental, ya que cuenta con un gran número de zonas verdes y dos parques regionales que ocupan la mitad del territorio. Pero no nos podemos conformar con ser un pulmón verde, también hay que apostar por las energías limpias y la implantación del autoconsumo solar. Por ello, desde Ciudadanos creemos que hay que ser más ambiciosos y dar un paso al frente para ser ejemplo en la Comunidad de Madrid, demostrando que las políticas locales pueden ser muy efectivas y tener un gran impacto.

Pero de las palabras se debe pasar a los hechos, por ello Ciudadanos Las Rozas ha realizado una propuesta que se debatió el jueves 29 de junio en el Pleno, una propuesta que se fundamenta en tres pilares: una bajada importante de impuestos, una labor ejemplarizante de la administración y una promoción que hará posible que se extienda el autoconsumo solar.

En este sentido, es importante remarcar que nuestra estrategia local se centra en bajar los impuestos como incentivo a empresas o vecinos que apuesten por la energía solar. Mientras Montoro castiga a quien paga impuestos y premia a quien tiene cuentas en Suiza, desde Ciudadanos pensamos que las políticas fiscales deben fundamentarse en premiar a quien se compromete con todos y perseguir a quien da la espalda a la sociedad. En concreto, proponemos que se hagan importantes reducciones en el IBI, ICIO e IAE, a aquellos vecinos o empresas que instalen sistemas de aprovechamiento del autoconsumo solar.

Por otro lado, se lleva a debate para su aprobación el impulso gradual del autoconsumo en los edificios municipales y la inclusión en los nuevos pliegos de licitación, como un grado a valorar positivamente, aquellos proyectos que dispongan de instalaciones de autoconsumo eléctrico.

Está claro que el momento es ahora o nunca, es época de cambio, pero ese cambio debe venir de la suma de acciones locales como es esta propuesta, que trata de hacer factible aquello para lo que se creó la política: hacer posible lo que parece imposible.

Fabián Ignacio Pérez-Juste Abascal
Concejal de Ciudadanos Las Rozas