Desde UNEF Extremadura se seguirá trabajando en la misma línea que en años anteriores, por lo que la propuesta principal es la de liderar y canalizar las necesidades y los intereses de los ciudadanos y empresas extremeñas relacionadas con el sector de la energía fotovoltaica y favorecer todo lo posible su desarrollo en la región.

Queremos servir de soporte tanto a usuarios como a la administración regional para que desde el trabajo conjunto se puedan solventar todas las problemáticas existentes y fomentar la utilización de las energías renovables de cara a cumplir el compromiso marcado por Europa para 2020 y 2030, lo que ayudará a favorecer la estabilidad y el desarrollo económico en el sector.

Creemos que la existencia del “impuesto al sol” y la complejidad técnica y coste de elementos de medida exigidos suponen un agravio comparativo para el sector fotovoltaico, teniendo en cuenta las normativas aplicables al resto de energías renovables.

Este gravamen aumenta la barrera existente a la hora de plantearse invertir en instalaciones fotovoltaicas, lo que limita su desarrollo a diferencia de lo que sucede en otros países que disponen de menos horas de radiación solar y cuentan con mayor producción.

Otro de los aspectos en el que se debe trabajar es en la creación de una normativa estable, que se mantenga en el tiempo. Un marco normativo y regulatorio que garantice la seguridad jurídica, que sea flexible a la hora de adaptarse a las evoluciones y desarrollo del sector, pero que contenga unas directrices básicas que reduzca el nivel de incertidumbre existente, dado que esto supone un gran freno para su desarrollo socio-económico.

Una de nuestras tareas más importantes para los próximos años es la puesta en valor de la energía solar, por ello creemos que la difusión y la concienciación son la base para que la ciudadanía pueda conocer las ventajas del uso de la energía fotovoltaica y los beneficios que esta reporta tanto al usuario directo, como a nivel general.

El potencial de los sistemas de almacenamiento

El potencial de este tipo de energía puede verse incrementado si se le suma un soporte de almacenamiento que le permita aumentar la flexibilidad de su uso y el aprovechamiento de toda la energía que puede generar.

Para iniciar el proceso de concienciación en el uso de la energía fotovoltaica, se debería seguir trabajando en la línea de proponer un “Plan de Consumo de Energía de Origen Renovable” que ponga de manifiesto las ventajas del uso de este tipo de energía marcando las metas a cumplir para una adaptación a las directrices marcadas por Europa y que desarrolle políticas de I+D que ayuden a un mejor desarrollo del sector.

El hecho de poder complementar el desarrollo de las fuentes de energía fotovoltaica con sistemas de almacenamiento energético permite, además, abrir un abanico de oportunidades en el sector eléctrico por la versatilidad, flexibilidad y control que los sistemas de baterías aportan a la gestión de la generación y el consumo de electricidad. De este modo, conceptos como garantía de suministro, calidad de la electricidad en cuanto a voltaje y frecuencia o suministro estable, se convertirán en una realidad en poco tiempo.

Alianza por el Autoconsumo

Desde UNEF, pensamos que el ejemplo ayuda a comprender y fomentar el buen uso de los recursos naturales, por eso vemos básica la implicación de pequeñas instalaciones de autoconsumo por parte de las administraciones públicas.

Para ello podremos apoyaros en la Alianza por el Autoconsumo, que nace como una plataforma que reúne a más de cuarenta organizaciones, entre las que se encuentran asociaciones empresariales del sector renovable, como UNEF, y que tiene entre sus objetivos, concienciar a la sociedad en el uso responsable de los recursos y de las energías renovables para que esto ayude a proponer una regulación sobre autoconsumo que impulse su desarrollo.

La implicación de las administraciones públicas no termina con el uso de la energía fotovoltaica como ejemplo, sino que debemos trabajar conjuntamente para conseguir:

  • La simplificación administrativa a la hora de poner en marcha cualquier tipo de instalación;
  • Reducir los trámites burocrático – administrativos, implantando sistemas de tramitación ágiles y transparentes;
  • Adaptarse a los nuevos tiempos, integrando sistemas de gestión telemática que faciliten la comunicación entre la administración y los consumidores finales a través de los empresarios autorizados del sector;
  • Establecer bonificaciones tanto a nivel regional como local que bonifiquen las nuevas instalaciones de energía fotovoltaica y fomenten su implantación;
  • Facilitar el autoconsumo no solo en viviendas aisladas, sino también en explotaciones agroganaderas que pueden beneficiarse de este tipo de energía en el desarrollo de su actividad.

Retos para Extremadura

Entre los retos para la región podemos destacar:

  • Fomento del autoconsumo. En Extremadura disponemos de un elevado número de horas de radiación solar, esto pude suponer una ventaja para los inversores en energía fotovoltaica  dado que ayuda a disminuir los costes de inversión en el autoconsumo;
  • Implicar a un mayor número de empresas vinculadas a la energía fotovoltaica a participar a través de UNEF de cara a la consecución de mejoras para el sector y a consolidar nuestra posición en el mercado energético;
  • Homogeneizar las normativas y requisitos administrativos a nivel nacional con respecto a las distribuidoras, dado que empresas que operan a nivel nacional tienen diferentes requisitos en función de la CC.AA., en la que se realice la instalación. De este modo se facilitarán y se reducirán los trámites previos que obligan a adecuar los procedimientos por provincias.

Extender incluso a que los requisitos de la conexión sean homogéneos en cualquier punto del territorio español.

  • Fomentar la imagen del sector dado que se trata de un sistema totalmente respetuoso con el medio ambiente.
  • Posicionar al sector como una alternativa en la producción de energía menos sostenible.
  • Que la Comunidad Autónoma proponga la supresión de que el titular de una instalación fotovoltaica tenga incluido en el objeto social, ser productor de energía.

Ana Esteban
Delegada de UNEF en Extremadura
extremadura@unef.es