Hoy desde UNEF, la asociación sectorial de la energía fotovoltaica en España, hay por fin un mensaje muy positivo sobre las oportunidades actuales que se abren para el Autoconsumo Fotovoltaico: legal, rentable, sostenible y necesario. De hecho desde dentro del sector, observando el número de asistentes a las charlas y ponencias que se organizan sobre la materia, se puede constatar que las empresas son conscientes de que el momento por fín ha llegado: existe normativa, existe el producto y existe la necesidad en el cliente.

Basado en la premisa de que la forma más económica de adquirir y consumir una parte importante de la energía en España pasa actualmente por el Autoconsumo Fotovoltaico, y que ese es el principal motor del cambio, mi opinión es que la evolución del mercado no será lenta y gradual, sino que nos llegará cualquier día de estos como un gran Tsunami. De cero a cien en un cortísimo espacio de tiempo, y por suerte para todos llegará coincidente en el tiempo con la urgencia medioambiental.

En definitiva estamos ante una gran y compleja oportunidad de negocio, pero deberíamos analizar si las empresas estamos preparadas para multiplicar nuestra capacidad de respuesta por 100 en unas pocas semanas o seremos arrastradas por la gran ola.

¿Estamos vírgenes de modelos de negocio adaptados para el boom? Que nadie se ofenda, yo soy el primero que no tiene el modelo de negocio cerrado y no sabe cómo va a producirse el cambio, sin embargo eso no me quita el convencimiento de que es inminente. Para ilustrarlo podemos en el sector reflexionar si estamos preparados para atender la necesidad de publicitar, comercializar, gestionar, instalar y poner en marcha 4000 instalaciones residenciales al mes. ¿Cuáles son los requisitos que posiblemente nos va a exigir el mercado para tener éxito en el nuevo escenario?, ¿cuál es la ventaja competitiva que aportamos frente a los competidores? y sobre todo ¿podemos afrontarlos de modo aislado o independiente? Para dar respuesta a esas cuestiones hay que crearse una visión del futuro inminente (casi-presente) y definir el “modelo” que aporte: capacidad, flexibilidad, agilidad, comunicación, visibilidad, experiencia y rentabilidad.

Y la decisión crítica que debemos tomar ¿hacer el modelo de negocio y lo ponerlo en marcha antes de la ola o después?.

En la búsqueda de la postura más apropiada para cada uno, es donde UNEF aporta un valor determinante al haberse convertido en el punto de encuentro e información indispensable para medir los tiempos e identificar los actores del sector. No dudéis en acercaros.

José Antonio González
Dirección Comercial y Marketing
Red-Fotovoltaica (@redfotovoltaica)