Hoy se ha celebrado en Madrid la Jornada “Subastas de renovables en España”, organizada por la Fundación Renovables en colaboración con UNEF, Fundación Renovables, Amigos de la Tierra, ANPIER, APERCA, Aremur, Protermo Solar, AVAESEN, CLANER, Clúster de la Energía de Extremadura, Greenpeace, Nuevo Modelo Energético, UNEF y WWF, que contó con una amplia participación de asistentes.

El encuentro se ha abierto con una presentación de Pablo del Río, científico del CSIC, que ha analizado las lecciones aprendidas de las experiencias internacionales en ámbito de las licitaciones, destacando la definición de objetivos claros de política energética como una de las precondiciones esenciales para que las subastas sean herramientas eficaces y adecuadas para garantizar una mayor penetración de las energías renovables en el mix energético.

UNEF ha participado en la mesa de debate sobre “la visión de las asociaciones empresariales”, en la se ha comentado nuestra posición con respecto al actual modelo presentado por el Gobierno español. Con este respecto, José Donoso, Director General de UNEF, ha hecho especial hincapié en la importancia de que la licitación se base en un modelo por precio ofertado (pay-as-bid) y en función del kWh, es decir, de la energía que los ofertantes se comprometen a generar. Donoso ha reafirmado además la importancia de reservar un 20% de la cantidad subastada para los proyectos pequeños de menos de 10MW, para que haya un desarrollo equitativo del sector.

Además, en la jornada Fernando Ferrando, Vicepresidente de la Fundación Renovables, ha presentado el documento “Alcance básico de las subastas para adquisición de energía eléctrica producida con fuentes de energía renovable” firmado por trece organizaciones y presentado el pasado noviembre.

La tercera mesa de debate ha contado con la participación de agentes como SomEnergía – una cooperativa de producción y comercialización de energía -, Greenpeace, Renovalia Energy y la Asociación General de Consumidores. La mayoría de los ponentes han reafirmado la importancia de fomentar el autoconsumo, eliminado las barreras administrativas y económicas existentes, la generación distribuida y el empoderamiento de los ciudadanos como medidas complementarias a la celebración de subastas de energías renovables.