Descargar 

 

Estimado lector del Informe Anual de UNEF:

Estamos asistiendo a la evolución mundial decidida y firme hacia nuevos modelos energéticos sostenibles.Las energías renovables, además de medio- ambientalmente necesarias, son ya competitivas en un mercado libre, como demuestra el ejemplo chileno.

Sin embargo, el Gobierno español ha optado por emprender una cruzada solitaria para involucionar hacia un modelo energético del pasado, alejado de la apuesta por las energías limpias, la generación distribuida y las ciuda- des inteligentes.

Así, ha emprendido una “contra-reforma” que está afectando con especial virulencia al sector fotovoltaico, pues los cambios retroactivos que introdu- ce destruyen la rentabilidad prevista de las inversiones realizadas,genera una desconfianza futura hacia las tecnologías renovables, al romper el principio de la seguridad jurídica; e intenta cerrar la puerta al desarrollo del autocon- sumo energético conectado a la red y el balance neto, imposibilitando el ejercicio de un derecho individual de los ciudadanos y una vía de desarro- llo tecnológico futuro que puede cambiar sustancialmente la forma de con- sumir y producir electricidad,con el consumidor/ciudadano en el centro de decisión.

Lo paradójico de la “contrarreforma” que estamos viviendo en España es que, siendo líderes mundiales en el recurso -el sol- y la tecnología -la foto- voltaica es la tecnología española que más patentes renovables tiene regis- tradas- se están tomando medidas que castigan duramente la industria cuan- do el resto del mundo vive un momento de auge de la misma tecnología. El año pasado, mientras España registraba el récord de menor potencia insta- lada en nuestra historia reciente, a nivel mundial se consiguió un record de potencia FV anual, 36.500MW. Para este año se espera pulverizar ese record con la instalación de 55.000MW.

Según un reciente estudio de UBS, los costes de fabricación de placas fotovoltaicas se han reducido en un 85% desde 2007 hasta ahora. Este estudio señala que a nivel internacional, la FV ya aventaja a tecno- logías convencionales como la nuclear. Con una fotovoltaica imbatible en costes, la energía solar será la principal fuente en 2050, añadía a la conversación la Agencia Internacional de la Energía.

No es de extrañar que la energía fotovoltaica sea protagonista en los próximos años, pues cuenta con todos los ingredientes para convertirse en una auténtica tecnología disruptiva.Al pronunciado descen- so de costes,se añade la flexibilidad de su tecnología,relativamente sencilla,que permite implementarla tanto en grandes instalaciones como en pequeñas, lo que abre enormemente el abanico de posibles inversores.Y todo ello sin olvidar que su impacto ambiental es prácticamente nulo.

Resulta paradójico que cuando las energías renovables comienzan a alcanzar la competitividad sin nue- vas primas para su desarrollo, se pongan todas las barreras para impedir su implantación. Es entonces cuando llega la contrarreforma del gobierno español. Cambiando inadmisiblemente y de forma retroac- tiva la normativa en función de la cual se realizaron las inversiones, y haciendo inviable económicamen- te el autoconsumo energético, en contra de toda lógica y del derecho: el de los inversores de contar con un marco regulatorio fiable y seguridad jurídica y el de los ciudadanos de disfrutar de energía limpia y de generar y consumir su propia energía.

Para ello, se ha intentado identificar energías renovables con déficit de tarifa y encarecimiento de la fac- tura. Sin embargo, la entrada de las renovables en el mercado abarata considerablemente el precio del pool. Según un estudio de APPA, el efecto de abaratamiento es equivalente al importe total de las primas recibidas. En cuanto al déficit de tarifa, tan solo el veinte por ciento corresponde al desvío de costes del régimen especial -renovables, cogeneración y residuos-. La mayoría del déficit acumulado, el cuarenta y dos por ciento, procede de la decisión política de no trasladar el precio proporcionado por las eléctri- cas tradicionales a los consumidores, a cambio de asumir con éstas una deuda con intereses. El veintio- cho por ciento corresponde a desvíos procedentes de las desviaciones del precio pool motivadas por los incrementos en los precios del gas y un diez por ciento a desvío de costes extrapeninsulares.

También, para justificar un “impuesto al sol” se está acusando a los autoconsumidores de no contribuir al mantenimiento del sistema eléctrico como los demás. De nuevo falso, pues los autoconsumidores conectados a red contribuyen como cualquier otro pagando íntegramente el término fijo de la factura. En conclusión, el Gobierno está llevando a cabo una reforma para supuestamente abaratar los precios y, sin embargo, tras ella el pool ha alcanzado máximos históricos.

La desgracia de nadar hoy a contracorriente, cuando nos estábamos codeando en costes con las energí- as fósiles y en tecnología con países como Alemania, es que esta revolución energética que llegará tam- bién a España no lo hará hoy sino mañana.Pero será bajo la“Marca España”de la inseguridad jurídica,que encarecerá en el futuro no solo las inversiones en energías renovables sino también cualquier otro sec- tor regulado. Una revolución que, en vez de venir liderada por empresas que desarrollan su actividad y dejan sus frutos en forma de empleo e I+D en nuestro país, lo hará de manos foráneas, con el aumento de costes y la oportunidad económica perdida que supondrá.

2013 se recordará como el año en el que, probablemente, la fotovoltaica perdió una batalla con el Gobier- no. Pero como decía Víctor Hugo,“cuando una idea llega a su momento en la historia, ningún ejército puede derrotarla”…aunque se pueda retrasar la victoria.

Fdo. Jorge Barredo – Presidente de UNEF